Arizona vengeance 6 y 6.5 - Sawyer Bennett

6º DOMINIK
Me forjé de la nada. Como producto del sistema de cuidado de crianza, aprendí desde el principio cómo luchar duro para conseguir lo que quiero. Ya sea para comenzar mi primera empresa en la universidad, ganar mis primeros mil millones o comprar mi primer equipo deportivo profesional, sé cómo obtener lo que quiero, cuando lo quiero.
Hasta ahora.
Willow Monahan es feroz, independiente y ardiente como el infierno. También se complace mucho en detener mis avances. Willow, la hermana menor de uno de mis jugadores estrella, me intriga profundamente. Y aunque puede haberme dado voluntariamente su cuerpo, duda en ofrecer más. Ahora tengo la misión de averiguar por qué.
He decidido acercarme a mi deseo por Willow como me he acercado a gran parte de mi vida; con persistencia, determinación y mucho de ese encanto alfa de Dominik Carlson. Comprar un equipo de expansión de hockey, construir Arizona Vengeance desde cero y llevar a casa un campeonato puede resultar una hazaña más fácil que ganar el corazón de Willow.
Pero nunca me doy por vencido.
Willow Monahan... voy a por ti.

6.5º RAFE
Estaba viviendo mi sueño hasta que una llamada telefónica lo cambió todo.
Como central de segunda línea de los Arizona Vengeance, mi mente estaba centrada en una cosa: ayudar a mi equipo a ganar un campeonato. Pero todo cambió cuando me enteré de que mi padre tenía cáncer y solamente le quedaban meses de vida. En ese momento, nada importaba más que volver a casa, a Carolina del Norte, para estar a su lado. Eso significó pedir lo impensable: un cambio a los Carolina Cold Fury.
Ahora estoy en casa y, cuando no estoy en el hielo con mi nuevo equipo, ayudo a cuidar a mi padre. Y en medio de mi dolor, encuentro consuelo en la persona que nunca esperé.
Calliope Ramírez me robó el corazón a una edad muy temprana. La hermosa, inteligente y testaruda chica de al lado, fue mi primer... todo. Nunca me ha perdonado que la dejara, creyendo que elegí el hockey antes que un futuro juntos. Lo que no entiende es que cada decisión que tomé fue por ella, y que nunca perdí la esperanza de que un día volviéramos a estar juntos.
Ver a mi padre ir muriendo lentamente es un duro recordatorio de lo corta que puede ser la vida, y tener a Callie a mi lado me hace darme cuenta de que antes era un maldito tonto. Eso cambia a partir de ahora. Calliope Ramírez es mía y no voy a desperdiciar la segunda oportunidad que me ha sido dada.

Mil gracias a BZ & MD!

Related Posts

Subscribe Our Newsletter